lunes

Saw, historia de una saga



Bueno, hoy vengo de buen humor, y eso que he gastado mis ingresos extraordinarios en ver una película de la que me esperaba relativamente poco. Saw 5, la cuarta secuela de una de las mejores películas de la década. Digamos que si os gustó la primera y el resto os dejó indiferentes, como a mí, os dejará indiferentes. Si te entusiasmaron todas, te entusiasmará. Y si las otras te parecieron insoportables, sencillamente evitala con todos los medios a tu alcance, porque es MÁS DE LO MISMO.

Saw, dirigida por James Wan, fué una película impactante. Estrenada en 2004, aún recuerdo el cumpleaños de un amigo, hace tres años ya, cuando cuatro personas, extasiadas ante el sofá, veíamos una de esas historias que no podríamos olvidar. Yo, que nunca he sido un gran fan del terror, quedé extasiado. Aquella película contenía intriga, violencia explícita, tensión, una banda sonora acojonante y un giro final que me hizo proferir decenas de insultos a lo largo de todos los créditos de la cinta.

Un año despues vimos la segunda. Aquella película me hizo enfrentarme a un ancestral pánico a las agujas que yo tenía, y nos quitó las ganas de comer durante casi media hora. Pero no era lo mismo. Le faltaba ese sabor genialmente redondo de la primera. Y cuando fuimos a ver la cuarta al cine, solo el pánico de un amigo (que no había visto las anteriores) nos hizo la experiencia tan agradable como la de la primera.

En definitiva, una saga que, tras un primer destello de genialidad narrativa, va jugando una y otra vez a lo mismo, incluso copiando juegos, repitiendo escenas, y donde nos queda claro que lo que más miedo nos dá es la cantidad de lugares lóbregos y abandonados que existen en Estados Unidos.

La quinta no deja de ser una película más. Un producto del monton, turbador y con puntos muy impactantes, pero a rebufo de las anteriores. Gustará a los que disfrutaron las otras. Mi consejo, o todas o solo la primera.

2 comentarios:

Gil Faure dijo...

En mi caso, solo la primera, gracias.

La vi este verano, cuando ya no estaba de moda. Me gustó.

Pero también me pareció muy tramposa.

Tengo una teoria: Peli con supergiro sorpresa final = NO ir a ver la secuela.

Y funciona bastante bien... (ojalá lo hubiese aplicado con el final de X-Men 2... ¿por que tuve que cagarla tanto viendo la tercera?)

Kaldo dijo...

Si bueno, yo es que me dedico a ver todo lo que pasa por la cartelera y mi pasta me permite. Aún así esta la tenía con reservas y ya directamente no dudaré y la 6 la vere en casa.

La primera a mí me pareció buenísima, hay pocas películas que me hallan atrapado tanto (independientemente del apoteosico final)